X
    Categories Oclusión dental, bruxismo

Consecuencias e identificación del bruxismo

El bruximo es una entidad nosológica que afecta a la A.T.M.

Las causas que lo producen son:

  • Maloclusión
  • Stress emocional.

A veces estamos enfrascados en una tarea que nos demanda mucha atención o bien torturándonos con las exigencias de nuestro angelito de la guarda y de pronto notamos que estamos fatigados, que nos duelen todos los dientes, los músculos de la mandíbula y cuello, nos cuesta girar la cabeza y hasta nos duele el pelo, solemos comentar. A veces, hemos estado apretando por el bruxismo.

Los músculos de la masticación (sobre todo en casos de bruxismo), puedan incidir muy notablemente sobre los huesos a los que traccionan, sobre la dirección de sus trabéculas óseas, sobre los desplazamientos o rotaciones que producen asimetrías, sobre la compresión de nervios y de vasos sanguíneos o linfáticos que dificultan el riego sanguíneo y por ende el acúmulo de sustancias tóxicas para los tejidos, sobre músculos que se fibrosan o sobre los ligamentos que cambian su estructura, se induran o calcifican y duelen.

Los movimientos parafuncionales además producen desgaste en el esmalte y contribuyen a la movilidad de los dientes, por sobrecarga sobre el tejido de sostén de los mismos.

El músculo más potente del cuerpo es un músculo de la masticación, que puede ejercer una fuerza de 400 Kg por cm2.

Os invito a que pongáis las yemas de los dedos a ambos lados de la cara, por debajo y delante de la oreja y notéis el volumen del músculo que estáis tocando. Luego apretad con fuerza y comprobaréis el cambio de volumen y la potencia del músculo masetero, a causa de su contracción. Podemos experimentar algo parecido repitiendo la operación, pero ahora poniendo los dedos sobre las sienes: notamos el aumento de volumen del músculo temporal. Estas fuerzas se trasmiten sobre la articulación de la mandíbula, sobre el oído que está indirecta pero estrechamente relacionado, sobre los huesos de cráneo y cara, sobre los tejidos de sostén de los dientes, sobre los estos mismos.

Por otra parte el mantenimiento postural de la cabeza, por estar la cara fuera del centro de gravedad corporal exige un trabajo especial para sostenerla, un trabajo constante y sincronizado de la musculatura craneofacial y cervical.

Los huesos no son columnas griegas, son tejidos vivos en continua remodelación, las tracciones modifican algo su forma y su posición en el espacio.

El apretamiento puede ser diurno o nocturno, durante el día podríamos controlar el hábito haciéndolo consciente, pero durante la noche no podemos controlar el hábito y hasta nos dirán que hacemos ruido con los dientes. Más de una vez nos despertaremos con fuertes molestias sin llegar a tener conciencia de lo que nos despierta, que suele ser el dolor.

El 95% de la enfermedad de la articulación se debe a un problema miofuncional o mejor dicho miofascial que termina lesionando la articulación. Sólo en la dentadura infantil hay un bruxismo o apretamiento dentario fisiológico pero el límite entre salud o enfermedad requiere el diagnóstico de un dentista. Hay niños que tienen problemas de oclusión, de articulación y padecen de dolores de cabeza por desarmonías oclusales que derivan en Bruxismo.

Dra. Olga De Lucia especialista en Ortodoncia

  • En hombres que aprietan se ejercen fuerzas de hasta 500 kg/cm2
  • Produce desgaste dentario
  • El bruxismo mientras dormimos produce trastornos cervicales musculares.
  • El bruxismo, o rechinamiento, produce trastornos en los huesos implicados a largo plazo
Admin :

This website uses cookies.