X
    Categories Periodoncia

Gingivitis o inflamación de las encías

Una encía sana se caracteriza por su color rosado; consistencia firme y contorno festoneado. Las papilas interdentarias cubren todo el espacio por debajo de los puntos de contacto.

La inflamación de estos tejidos es la gingivitis:

La gingivitis puede ser fácilmente prevenida y trarada.

Encía muy inflamada

La gingivitis, o inflamación de las encías, es un mal muy común totalmente reversible que mantenido en el tiempo, podría llegar a producir daños no reversibles en los tejidos peridentarios, la gingivitis normlmente es competencia del higienista dental o dentista general y de uno mismo y sus cuidados en casa, la gingivitis puede estar asociada a fármacos y carencias vitamínicas. La mejor artillería que tienes contra esta inflamación son tu hilo dental y tu cepillo de dientes, por seguir adentrando en esta analogía la mejor munición por así decirlo son las pastas de diente específicas, y tus refuerzos los enjuagues con clorhexidina, y cuando insitimos tanto en la cuentión de la higiene oral es porque es muy importante, piénsalo.

El biotipo gingival, la calidad y cantidad de saliva y otros factores, se pueden considerar a la hora de determinar la propensión de cada uno a padecer esta inflamación, pero que no os quede lugar a dudas, si no hay placa bacteriana o sarro, la inflamación no se produce.

En muchos casos una visita al dentista una vez al año es suficiente para evitar acúmulos de sarro dañinos para la salud, en otros casos las visitas deberán ser menos espaciadas entre sí

Admin:

This website uses cookies.