X
    Categories Implantes dentales

La intervención de implantes dentales

La intervención para la colocación de implantes dentales es considerada una cirugía menor. Es un acto sencillo e indoloro bajo anestesia local.

Entre los implantólogos solemos decir que se tarda más en la preparación de la la cirugía que en la propia colocación de los implantes.

Se preparan los campos estériles y el instrumental, se cubre al paciente con batas estériles y gorro y se le pinta la cara con betadine… todo ello para mantener los máximos niveles de esterilidad, evitando así posibles fracasos secundarios a la infección alrededor de los implantes.

Una vez preparado todo se comienza la intervención para la colocación de los implantes dentales. Si el hueso es suficiente y tenemos una buena cantidad de tejido queratinizado en la zona  a intervenir la apertura que se practica

Antes de la intervención

en el tejido blando es mínima. Al contrario de lo que cree mucha gente, si aparecen dolores, estos no suelen provenir exactamente del hueso ya que éste a penas presenta inervación. El periostio es una lámina que tapiza el hueso y está llena de nervios y si se desgarra suele producir dolor. La experiencia y delicadeza del operador hacen que estos desgarros no se produzcan.

Conviene acudir tranquilo a la cirugía, se ha demostrado que el estado de ánimo o el stress pueden infuir negativamente en la curación, por eso si eres una persona nerviosa, tu dentista puede recetarte algún tipo de calmante para tomar la noche previa y el día d por así decirlo.

Ante situaciones algo más complejas en las que no dispongamos de una cantidad de hueso suficiente o necesitemos más tejido queratinizado tal vez se necesaria, en el caso del hueso, hacer primero una regeneración guiada del mismo y en el de los tejidos blandos tal vez sea necesario regenerarlos tras la colocación de los implantes.

Admin:

This website uses cookies.