X
    Categories Otros artículos

Limpieza dental periódica: Beneficios

Limpieza dental periódica

Una limpieza dental periódica presenta muchos beneficios, no solo desde el punto de vista de la salud dental y de las encías, sino también, para el mantenimiento de la salud general.

Los dientes

a diferencia de todo el resto de piezas del cuerpo humano que están en contacto con el medio externo, no tienen una capa superficial de células que se desprenden periódicamente, para dar paso a nuevas células que las reemplazan, este hecho y la hostilidad del medio oral con la constante humedad, los cambios de ph y las bacterias habitualmente en el alojadas, unidos a la complejidad para acceder a limpiar todos los rincones, espacios subgingivales e interdentales hacen que generalmente, se haga necesaria la retirada del sarro por un higienista dental u odontólogo mediante una limpieza dental periódica, con una frecuencia mínima anual.

El sarro

es un depósito calcáreo que se adhiere firmemente a los dientes, minerales que habitualmente están en la saliva se combinan y lo forman a niveles de ph que lo favorecen. Al poco tiempo de cepillarnos son las bacterias orales las que colonizan la pulida superficie del diente y se unen a esta mediante mecanismos de adhesión formando una película por todo el diente llamada

placa bacteriana

sobre la que se depositarán con mayor facilidad los sedimentos salivares.

La presencia en los dientes de placa bacteriana y sarro produce, por un lado la caries dental y por otro la inflamación de la encía. En definitiva, las bacterias presentes en la placa bacteriana y el sarro producen sobre el diente la caries dental y sobre la encía una respuesta inflamatoria.

Como es ya bien sabido, los procesos inflamatorios crónicos aumentan el riesgo de padecer cáncer.

En la actualidad, bacterias implicadas en procesos inflamatorios crónicos de las encías se asocian de forma significativa con un aumento del riesgo de padecer infarto de miocardio y/u otras afecciones vasculares de graves consecuencias.

Un medio efectivo para

prevenir la inflamación crónica

de las encías es: una correcta higiene oral; sin la cual, ya podemos hacernos una limpieza profesional al mes que de ningún modo evitaremos que se inflame. Como ayuda una limpieza con una frecuencia máxima trimestral en casos muy complejos al principio y que puede ser semestral o anual, en función de la capacidad de cada uno para mantener unos niveles óptimos de higiene oral, pueden prevenir la aparición de ciertos tumores y enfermedades cardíacas.

Admin :

This website uses cookies.