X
    Categories Odontopediatría

Pérdidas prematuras en la dentición temporal

Denticion Temporal : pérdidas prematuras.

La pérdida prematura de dientes y otras afecciones pueden interferir en la guía de erupción permanente.

La dentición temporal establece una guía de erupción a través de la cual se abrirán camino los dientes definitivos para colocarse en la arcada o arco dentario en la posición que les corresponde. Es por este motivo que la pérdida prematura de cualquier pieza requerirá siempre una atención especial. Esta pérdida dentaria conlleva una pérdida de espacio con la consiguiente reducción de la longitud de arcada; es decir, disminuye la longitud de hueso alveolar destinado a albergar los dientes permanentes lo que ocasionará, al erupcionar estos últimos, alteraciones oclusales y malposiciones dentarias de diferentes grados en función del caso.No hay que olvidar que cada diente guarda un equilibrio en la arcada y está sometido a la acción de diferentes fuerzas musculares (lengua, labios, mejilla) y oclusales (al contactar los dientes; intervienen los músculos
Visita preventiva

masticatorios) que le permiten mantenerse de forma alineada dentro de un pasillo dentario; al romperse este equilibrio por la aparición de hábitos o pérdida prematura de dientes, se desencadenarán cambios en los espacios existentes en un período de tiempo muy corto, que podría ir de los 6 primeros meses después de la pérdida a simplemente semanas.

Existe una serie de factores que condicionan la pérdida de espacio por sí mismos si no han sido previstos ni se han corregido a tiempo, como los siguientes:

Condicionantes de la perdida de espacio en la dentición temporal

1.- La fuerza mesial de erupción a nivel de los molares

se manifiesta al perderse el diente contiguo y su punto de contacto, por lo que el diente en erupción tiende a desplazarse hacia el espacio existente, disminuyendo de esta forma la longitud de arcada. Por el número y disposición de las raíces los molares superiores se van hacia delante por un movimiento de rotación mientras que los inferiores se inclinan hacia el hueco.

2.- Caries interproximales no tratadas o pérdida prematura de dientes temporales fundamentalmente molares y caninos inferiores.

Si se crea un espacio libre por mesial del ciente en erupción por cualquiera de estos dos motivos, se producirá una migración mesial del diente distal a la brecha, con la consiguiente pérdida de espacio.

3.- Agenesia

Es la ausencia congénita de un diente, es bastante infrecuente en la dentición temporal, sin embargo lo es mucho más en la dentición permanente. Ante un diagnóstico temprano de una agenesia de dientes permanentes, debe efectuarse un estudio ordodóncico completo para determinar la necesidad de cerrar o no el espacio creado por la agenesia.

4.- Anquilosis.

En la anquilosis alveolodentaria, al producirse la fusión anatómica entre el hueso alveolar y el cemento radicular con desaparición del ligamento periodontal, se interrumpe la erupción del ciente.
De esta forma, al cesar su crecimiento vertical y continuar el de los dientes vecinos, el diente anquilosado va perdiendo progresivamente contacto con sus dientes contiguos y antagonistas, produciéndose un cuadro clínico similar al producido por la pérdida prematura de dientes temporales.

5.- La erupción ectópica de primeros molares

se caracteriza por la reabsorción atípica y prematura de la raíz distal de los segundos molares temporales, producida por la corona del molar permanente en su erupción hacia el plano oclusal. El molar erupciona inclinado y ocupando el lugar de los premolares.

Una simple Radiografía panorámica a tiempo nos puede dar una información valiosísima para ayudarnos a determinar el mejor tratamiento para cada caso, nos dará una idea muy general de la salud del aparato estomatognático, permitiéndonos observar la situación y estadio de desarrollo de los dientes permanentes. Se recomienda incluir en la exploración del paciente infantil una Radiografía panorámica a partir de los 6 ó 7 años.

Admin:

This website uses cookies.